Regulación rápida y precisa

Con la precisión y la capacidad en mente, HARDI desafió la forma tradicional de regular la tasa de volumen. Tradicionalmente, un pulverizador aplica y luego mide la tasa de volumen real. Cuando la tasa aplicada y la tasa de volumen no coinciden con el volumen preestablecido, el sistema informático lo regula hasta que coinciden.

Este sistema de pulverización convencional implica que la velocidad de conducción, el ancho de la barra y las revoluciones de la bomba deben permanecer relativamente estables para obtener una regulación precisa.

Con las modernas transmisiones de los tractores de hoy en día, los potentes motores, las avanzadas suspensiones de las barras y las barras de pulverización controladas por GPS, la forma convencional de pulverizar ha cambiado. Estas mejoras en la tecnología de tractores y pulverizadores han convertido la regulación del líquido en la parte débil del sistema de aplicación. Ahora que el control de la barra y el tractor está optimizado por la tecnología, el operador exige más del sistema de aplicación.

DynamicFluid4 es la solución a estos retos. En este capítulo se describen la técnica y las ventajas del sistema.

La rapidez de reacción se ha demostrado en diferentes pruebas: la norma EN/ISO 16119 exige una precisión del 10% por cambios de velocidad o tasa de volumen en 7 segundos. El sistema DF4 alcanza el valor de +/-10% después de 3,5 segundos, después de 7 segundos la precisión es de +/- 0,5%.